Salamanca,  Castilla    
aniversario
El centro castellano de Cuba cumple 100 años
Redacción / Sábado 23 de mayo de 2009
 

"Fomentar la más estrecha unión entre los castellanos, sus descendientes y el pueblo de Cuba; propender al mayor realce del nombre de Castilla y de sus 16 provincias y proporcionar a sus asociados protección y asistencia en sus enfermedades y recreo".

Estos propósitos resonaron hace cien años un 2 de mayo en un edificio de las calles de La Habana cuando ésta era aún una ciudad nueva y llena de oportunidades para los emigrantes.

Las pronunció un comerciante nacido en León, Manuel Álvarez Valcárcel, el 2 de mayo de 1909, fecha de la inauguración del Centro Castellano en Cuba, un acto que tuvo lugar en la casa ‘hermana’ y más veterana de Galicia.

No fue un brindis al sol. Los castellanos y leoneses en Cuba contruyeron con miles de socios cuya suma de cuotas llegó a cifras millonarias tanto si se medían en pesos o en pesetas un hospital de siete pabellones con 70 camas y 73 trabajadores, organizaron incontables actos de encuentro y ocio y crearon un centro educativo propio.

De hecho, al descendiente de castellano y leonés el favor del centro castellano le acompañaba de la cuna a la tumba, ya que se llegó al acuerdo de dar sepelio "digno" a aquellos compatriotas más desfavorecidos.

Identidad propia

El Gobierno surgido de la revolución de 1959 eliminó la administración privada de la Salud que realizaban todas las sociedades de emigrantes y, en consecuencia, desarticuló buena parte de su influencia social.

Pero el deseo de identidad permaneció. Un ejemplo de ello es el propio embajador de Cuba en España, Alberto Velazco San José, que, además de ‘hijo’ de la revolución, es nieto de Casiano San José y María Navas, nacidos en la localidad vallisoletana de Castrillo de Duero y emigrados a Cuba en 1910.

"En casa de mis abuelos se mencionaba mucho a Castilla La Vieja". Y añade, sin mucho entusiasmo: "Todas las noches la costumbre era tomar sopa aunque, menos mal, de vez en cuando también había tortilla de patatas".

La vieja fotografía que acompaña a esta información corresponde a un momento dorado. Se trata de una merienda campestre organizada por los miembros de la colonia leonesa en La Habana, en 1927, uno de los años en los que hasta la isla aún arribaban, cada año, cientos de personas procedentes de Castilla y León, en especial de León y Valladolid. Una muestra humana de los 41.628 emigrantes llegados desde las nueve provincias hasta la década de los 30.

Hoy algunos niños que aparecen en ese retrato son parte los 108 ancianos sobre cuya situación se interesó el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, cuando visitó Cuba en julio del pasado año. Y sus hijos, parte de los cubanos que se sienten ligados a Castilla y León. Por muchos vaivenes de los grandes acontecimientos históricos siguieron tomando a diario la sopa –ya simbólica, ya real– humilde y reconfortante del sentimiento castellano y leonés. Su mejor ‘cocinero’ fue un pequeño industrial zamorano, Francisco Sánchez Tamame, cuya entrega fue tal que hoy cualquier reconocimiento a una labor excepcional por parte de un miembro de la colonia lleva su nombre.

"Son alrededor de 3.100 personas con una media de edad de 60 años", explicó entonces a Herrera el responsable de la Agrupación de Sociedades Castellanas de Castilla y León, Santiago Rabanillo, mientras ambos paseaban por las calles de La Habana, ya Vieja.

La consecuencia de aquella visita se dejó sentir a principios de febrero de este año. El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León aprobó una subvención de 575.458 euros para la construcción de un Centro Diurno de la Tercera Edad en un palacete de la capital cubana, que atenderá a personas de avanzada edad en riesgo de exclusión social y abrirá dentro de unos meses. Los usuarios recibirán atención con los mismos criterios de instalaciones similares en Castilla y León y se priorizará a los originarios de la Comunidad castellana y leonesa y sus descendientes.

Para Félix Colsa, director general de Políticas Migratorias de la Junta de Castilla y León, la iniciativa del Centro de Día en La Habana supone un hito central dentro del impulso que rige el Plan de Política Exterior puesto en marcha por la Junta.

«Se trata de una iniciativa sin precedentes dentro de la ayuda de una comunidad autónoma a sus mayores fuera de sus límites y si, como esperamos, tiene éxito, es algo que se puede repetir en otros países», señala. "Creo, además, que ha tenido un impacto muy favorable dentro de la sociedad cubana, ya que allí el cuidado a los mayores es muy importante".

Unas palabras que, desde Cuba, ratifica Rabanillo: "Esto ayudará en la autoestima de esas personas, al sentir la preocupación de su tierra de origen por sus problemas más acuciantes".


Fotografía de la Calle Castilla en la Habana vieja.


Foro

  • El centro castellano de Cuba cumple 100 años
    17 de junio de 2010, por Julia Nunez
    fotografía de estudio ha sido muy satisfactorio para mí, la creación de essays fotográficos es algo para lo que vivo hoy en día. Yo sobre todo disfrutar de tomar fotografías de la arquitectura de los siglos anteriores a la mística es muy cautivadora. Al ver este post realmente me hizo días porque me inspiró mucho.
  • El centro castellano de Cuba cumple 100 años
    15 de mayo de 2009, por martha

    Hola señores

    Soy un nieto de un matrimonio cubano con ascendencia en León queremos saber como se puede solicitar la documentación de españa para ingresar al consulado y pedir la nacionalidad.

  • El centro castellano de Cuba cumple 100 años
    8 de mayo de 2009, por javier
    La verdad es que lo que ha debido de pasar esta gente ha tenido que ser duro. En fin un saludo
Foro Castellano 23 de Abril apoya el software libre SPIP  | Diseño: fc23a | Copyleft